Pie plano valgo:


Sin lugar a dudas esta es una de las consultas más frecuentes en el día a día del ortopeda pediátrico.


Se trata de un niño, que corre, salta, juega.. sin problema y sin dolor. Pero la abuela, la madre, el pediatra, su maestra, etc… se han dado cuenta de que camina torciendo el tobillo, gasta mas la parte interna del zapato o directamente le han visto el pie plano.


El apoyo del pie se realiza a nivel del primer dedo, de la zona lateral del pie y del talón. Como si fuera un trípode. Los pacientes con pies planos valgos apoyan la parte mas interna del pie en distintos grados (plano) y tuercen a su vez el talón sobrecargando la parte interna (valgo).


El pie del adulto no se estructurará hasta alrededor de los siete años. Hasta ese momento muchos niños tendrán los pies planos valgos. Otros niños continuaran teniendo un pie plano en la edad adulta, será un pie plano valgo idiopático. Es el pie plano que persiste en el adulto, sin causa evidente y es flexible. A veces asociado a hiperlaxitud. Para valorar si un pie es flexible, se mirará caminar al niño de puntillas y en ese momento aparecerá el puente.


Por lo tanto, en niños pequeños (pies planos infantiles) sin otra sintomatología no se deberá hacer nada, son propios de su estado madurativo. Evolucionan a la curación con el crecimiento. Suele aconsejar-se caminar de puntillas o descalzo por casa y utilizar un zapato flexible, de esta manera se estimulará la musculatura del pie.


Si se trata de un pie doloroso o rígido, el ortopeda pediátrico valorará la realización de pruebas complementarias (radiografías o TAC para valorar coaliciones tarsianas,…) y su tratamiento más adecuado (a veces, quirúrgico).


El pie plano valgo idiopático flexible solo será quirúrgico en caso de deformidades severas o evolutivas.


Por el contrario, el pie plano idiopático flexible ¿debe llevar plantillas?


Las plantillas con efecto corrector, son de eficacia más que discutible: los podólogos las ponen, los traumatólogos infantiles las quitan.. mientras pisan sobre la plantilla no deforman el calzado, pero entonces ¿qué tratamos el calzado o el pie? Las plantillas volverán el calzado más rígido, cosa que dificultará su correcto desarrollo.


Las colocaremos en pacientes puntuales que refieren que se cansan o tienen molestias al hacer ejercicio. De forma transitoria pueden ser útiles.

 

Ver artículo relacionado: 

Comentarios: 0